Mermelada de Ciruelas Amarillas

P2210834

Sábado pasado encontré esas ciruelas amarillas en la feria a $1.000 los 2,5 kg. No son una variedad comercial (y por eso el precio tan barato) pero suelen ser comunes en sectores rurales. Intenté encontrar el nombre de esa variedad pero no encontré en ninguna fuente confiable la información. Lo rico es que tienen un sabor ácido que las hacen perfectas para hacer mermelada.

El término “mermelada” proviene del idioma portugués “marmelada” que es el nombre dado al dulce de membrillo (marmelo en portugués), pero en Brasil es común referirse a la mermelada como “geléia”, o sea, si quieres comer una mermelada de frutillas en Brasil debes pedir “geléia de morango”. Si pides mermelada posiblemente entenderán que estás pidiendo dulce de membrillo.

Existen diferentes nomenclaturas utilizadas a nivel internacional para referirse a conservas preparadas en base a fruta y azúcar y muchas veces la diferencia entre una definición y otra es mínima. Actualmente en el  idioma inglés se utiliza la palabra “marmalade” para referirse a conservas de frutas cítricas y “jam” para la preparación en que se utilizan otras frutas. Pero en español los términos más comunes son:

Conserva: término general utilizado para designar cualquier alimento que ha sido sometido a un proceso culinario que evite o haga más lento su deterioro.

Confitura: conserva dulce que se elabora confitando fruta en azúcar o en almíbar y según el procedimiento resulta fruta glaseada, mermelada o compota.

Mermelada: conserva de fruta cocida en azúcar.

Jalea: conserva dulce, transparente y gelatinosa que se elabora cociendo pulpa o jugo de fruta en agua, abundante azúcar y, en ocasiones, gelatina para mejorar su grado de consistencia.

*En Chile utilizamos el término jalea para preparaciones elaboradas con gelatina y jugo, que son refrigeradas para obtener consistencia de gel y se sirven frías.

Preparar mermelada es algo sencillo y básicamente el éxito está en considerar 3 puntos básicos:

  • Que la cantidad de azúcar sea apropiada para el sabor de la fruta.
  • Que el punto de cocción sea óptimo.
  • Que el frasco donde se envasará sea esterilizado para evitar desarrollo de microorganismos en la conserva.

Es común encontrar personas que hacen mermeladas con la proporción 1:1 para fruta y azúcar. En mi caso prefiero variar esa cantidad. Para frutas ácidas utilizo para cada kilo de fruta, 750 g de azúcar. Cuando la fruta es dulce, 650 g de azúcar por kilo de fruta.

El punto de cocción de la mermelada varia de acuerdo a la fruta utilizada. Las frutas que son ricas en pectina suelen necesitar menos tiempo de cocción que las que no tienen tanta pectina. El tiempo de cocción empieza a contarse en el momento que la preparación empieza a ebullir en la superficie. Algunos tiempos de cocción referenciales que utilizo son los siguientes:

Ciruelas – 15 minutos

Naranjas – 45 minutos (cocción larga debido a gran cantidad de jugo)

Frutillas – 20-25 minutos

Frambuesas – 10 minutos

Una buena forma de saber si la mermelada ya tiene suficiente punto es colocar una pequeña cantidad en un platito y colocarlo en el refrigerador o congelador por 1 o 2 minutos para que enfríe rápidamente. Si cuando está fría logras dejar huella al pasar el dedo en la mermelada es porque la preparación está lista, si no se marca una huella debes hervir la mermelada por más tiempo. Algunas personas suelen utilizar pectina en polvo para que la mermelada espese más rápidamente. También es posible hacer mermelada con mezclas de frutas que aumenten la cantidad final de pectina (ej. frutilla + frambuesa). En mi experiencia personal, he hecho diferentes tipos de mermelada y nunca he utilizado pectina en polvo en mermeladas elaboradas con azúcar.

Para que la mermelada se conserve sin problemas es importante esterilizar correctamente el frasco. Una forma de hacerlo es colocar los frascos de vidrio y sus tapas en el horno a 150°C por aproximadamente 15 minutos antes de utilizarlos. Es importante envasar la mermelada inmediatamente después de retirarla del fuego, porcionando en los frascos de vidrio y dejando solo 0.5 cm sin llenar. Luego, cerrar de inmediato. Con el calor de la mermelada se formará vacío en el frasco y las tapas se hundirán. Si alguna tapa no se hunde esa mermelada deberá mantenerse en el refrigerador y ser consumida a la brevedad.

P2210841

separador

Mermelada de ciruelas amarillas

1 kg de ciruelas amarillas sin cuesco

750 g de azúcar

 

1-En una juguera o procesadora de alimentos muela las ciruelas sin el cuesco.

2-Vierta la ciruela molida en una olla y agregue el azúcar.

3-Lleve la olla a fuego moderado hasta que empiece a hervir. Baje el fuego e hierva la mermelada por aproximadamente 15 minutos, revolviendo ocasionalmente.

4- Vierta la mermelada recién sacada del fuego en los frascos esterilizados y tape.

Por seguridad consuma la mermelada en el plazo de 1 año y no utilice si la tapa llega a inflarse.

separador

No soy gran consumidora de mermelada pues, seamos honestos, no es una preparación saludable por la gran cantidad de azúcar que lleva. Pero cuando como mermelada prefiero consumir una BUENA mermelada, hecha solo con azúcar y fruta. Sin conservantes, ni endulzantes alternativos. O sea mi regla es “poco pero de la buena”.

Anuncios

2 comentarios en “Mermelada de Ciruelas Amarillas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s